Comunicaciones fraudulentas

El “phishing” es una de las modalidades de fraude más comunes a través de Internet. Esta consiste en enviar mensajes falsos por correo electrónico que aparentan ser legítimos y que a menudo presentan los logotipos reales de las compañías. El típico correo electrónico fraudulento incluirá una solicitud falsa de la cuenta de un cliente, así como un enlace o botón que lo llevará a un sitio web fraudulento (“spoof”) igual al sitio web verdadero de una empresa de renombre, en donde se le pedirá ingresar información personal (ej. el número de una tarjeta de crédito o información de una cuenta). Algunos correos electrónicos fraudulentos también pueden tener archivos adjuntos que podrían contener posibles virus electrónicos. La forma tradicional de tratar de obtener información de manera fraudulenta ocurre exclusivamente a través de Internet con correos electrónicos y archivos adjuntos, pero el tratar de obtener información de manera fraudulenta por medios convencionales involucra el envío directo de faxes y/o correos postales tanto a los consumidores como a los negocios.

Ejemplos de e-mails, faxes, contratos y correos postales fraudulentos

Ejemplo de contrato*
Ejemplo más reciente de e-mail*
Ejemplo de correo postal*
Ejemplo de fax*
Ejemplo de e-mail 1*
Ejemplo de e-mail 2*
Ejemplo de e-mail 3*
Ejemplo de e-mail 4*
Ejemplo de e-mail 5 *
Ejemplo de e-mail 6*
Ejemplo de e-mail 7*
Ejemplo de e-mail 8*
Ejemplo de e-mail 9*
Ejemplo de e-mail 10*
Ejemplo de e-mail 11*
Ejemplo de e-mail 12*

Ejemplo de e-mail fraudulento con nuestra aerolínea asociada British Airways

Ejemplo más reciente de e-mail*

Qué hacer si recibe un e-mail, fax, contrato o correo postal fraudulento

American Airlines nunca le solicitará realizar cambios relacionados con la seguridad de su cuenta de esta manera, ni enviará correos electrónicos para obtener nombres de usuario, contraseñas, direcciones de e-mail o alguna otra información personal. Si usted recibe un mensaje de correo electrónico que aduzca ser de American Airlines y que solicite información de alguna cuenta, deberá considerarlo fraudulento y un intento de obtener información personal que podría ser usada para cometer fraude.

Si usted recibe este tipo de correo electrónico, no haga clic en ninguno de los enlaces, no abra ningún documento adjunto, no llame a los números de teléfono mostrados ni siga ninguna de las instrucciones citadas en el correo electrónico. En lugar de ello, reenvíe una copia de dicho correo electrónico, incluyendo el encabezado, a webmaster@aa.com para que podamos investigar bien.

Si recibe un fax o un correo postal fraudulento, escanéelo y envíelo por correo electrónico a webmaster@aa.com. También puede presentar una queja al Servicio de Inspección Postal de EE.UU. (U.S. Postal Inspection Service)*.

Características adicionales de un correo electrónico fraudulento ("Phishing")

  1. Busca obtener información personal: Muchos de estos mensajes fraudulentos solicitan información personal (información de una tarjeta de crédito o de una cuenta, contraseñas, etc.). Un mensaje legítimo de correo electrónico nunca le solicitará realizar cambios relacionados con la seguridad de su cuenta a través de Internet, ni le pedirá brindar nombres, contraseñas, direcciones de correo electrónico u otra información personal a través del correo electrónico o por teléfono.
  2. La dirección electrónica del remitente tiene la apariencia correcta: La casilla del remitente (“De:”) puede incluir una dirección de correo electrónico que parecería ser legítima.
  3. El mensaje de correo electrónico incluye un saludo genérico: Muchos mensajes fraudulentos comienzan con algo genérico como: “Estimado usuario” o “Estimado cliente”.
  4. Falsas afirmaciones: Muchos mensajes fraudulentos vía correo electrónico hacen falsas afirmaciones sobre el estado de su cuenta y le piden actualizarla o validarla ingresando a un enlace incluido en el mensaje. Algunos mensajes incluso podrían transmitir un falso sentido de urgencia y hacerle creer que su cuenta podría estar en riesgo si no es actualizada de inmediato.
  5. Enlaces falsos: Muchos mensajes fraudulentos vía correo electrónico ("phishing") incluyen enlaces que si bien parecen ser válidos, lo dirigen a un sitio de Internet falso. Nunca ingrese a estos enlaces, ya que si bien la dirección de la página de Internet mostrada (URL) aparenta ser legítima (aa.com), esta podría convertirse en una dirección distinta al momento de deslizar el ratón ("mouse") sobre el enlace.
  6. Archivos adjuntos: Nunca intente abrir los archivos adjuntos ya que podría estar descargando algún programa espía o un virus.
  7. Errores tipográficos y gramaticales: El contenido de muchos mensajes fraudulentos vía correo electrónico muestra errores tipográficos y una gramática deficiente.

* Al ingresar a este enlace, usted ingresará a una página con información relacionada en inglés. Para regresar a aa.com, solo cierre la ventana.